La oración intercesora como acción de gracias
Filepenses 1:1-8

En la Biblia encontramos a muchos hombres de oración, Ezequías, Isaías, Moisés, y el mismo Señor Jesús. Dios siempre ha respondido a nuestras oraciones conforme a su voluntad poderosa. Ahora, Dios espera que nuestro corazón sea agradecido a Él; sin embargo, nosotros somos tan mal agradecidos con Él, que muy pronto se nos olvida agradecerle lo maravilloso y bueno que el Señor ha sido con nosotros.

La oración intercesora como una petición
Filipenses. 1:8, 9

Hoy en día se nos ha olvidado orar, ya se ha perdido esa práctica que fue y ha sido una fuente inagotable de fortaleza para los cristianos, esa fuente es la oración. En una ocasión una joven me dijo: Pastor, yo una vez pensé: Ya no voy a orar por mí, ahora voy a orar por mi mamá, y le estoy pidiendo que a ella, le dé un yerno bueno y hermoso. No olvidemos que orar impone fuertes demandas sobre nuestra vida.